7

Para mi el yoga es un arte. La música y la danza siempre han sido parte de mi vida. El yoga llegó en mi vida como la continuidad de mis clases de danza, modern jazz y de piano. A través del yoga tomé consciencia que la alegría que sentía tocando piano o bailando, era en realidad la sensación de ser presente aquí y ahora.

A través de la enseñanza de un flow vinyasa dinámico, busco ayudar los alumnos a descubrir esa sensación increíble, que puedan cultivarla en la vida cotidiana y lleguen en un estado de meditación en movimiento.