Existe una profecía en el Popol Vuh que dice que el día que el Cacao vuelva a ser sembrado y compartido, será el resurgimiento del pueblo Maya, el Nacimiento de una Nueva Humanidad. El Cacao viene para recordarnos que somos parte de la Naturaleza, beberlo es beber la sangre de la Tierra para encender la memoria antigua, nuestra memoria ancestral.

Todos los que caminamos un sendero con Ix Cacao, todos los que hemos recibido la bendición de escuchar a nuestro corazón, tenemos que recordar esta misión, estamos todos unidos en el nacimiento de una Nueva Humanidad.

Este 28 de Septiembre nos reunimos a recordar, todo aquel que sienta el llamado y que este en búsqueda de su tribu, de su familia del alma, aquella que le saca una sonrisa en la mirada, y una abrazo en el momento preciso, es bienvenido.

Vamos a generar un espacio de encuentro para que nos reunamos todos los que sentimos ese llamado, nuestra energía atrae a nuestra tribu, vamos a reunirnos a recordar como rezar cantando, como agradecer bailando, como escuchar amando.

Compartiremos de los mejores cacaos que existen, traído del Soconusco Chiapas, crecido sobre minas de cuarzo, por una cooperativa de sembradores de Cacao Criollo, compartiremos también sobre nuestro camino y compartiremos herramientas e historia sobre el Cacao, para todos aquellos que comparten Cacao, o bien desean compartir, para que puedan tener un trabajo profundo y vivo.

El cacao no reunió como pareja a nosotros, vamos a compartir la bendición de ser familia, que todos los seres sintientes se encuentren con los suyos y vivan la vida de sus sueños e inspiren a mas a vivir agradeciendo.



Imparte Juan Pablo y Azul Anaité

Después de años de trabajo personal y una búsqueda a través de los saberes ancestrales, el Cacao aparece en su vida, los reúne como pareja y facilitadores de ceremonias, en las cuales comparten diversas herramientas de trabajo para entrar en contacto directo con el espíritu de los seres y las cosas, para aprender a escuchar, a co-crear la realidad y transformar la percepción de quienes somos y lo que somos capaces de lograr, trabajamos con la fuerza del círculo, entrando en contacto con todo aquello que no se ve, la magia del campo energético.

Nuestro trabajo es un intento para volver al silencio interno, para reforestar el cuerpo, el alma y la mente de los seres sintientes, que cada quien ocupe su lugar en el planeta y entremos en armonía con el flujo natural de la vida, donde todo es posible, despertar conciencias, saberes, dones y tanto mas si recuperamos el asombro podemos co-crear juntos un nuevo tiempo.

Trabajamos con Cacao criollo traído desde el Soconusco Chipas, desde una comunidad de productores de esta semilla ancestral, deseamos que la siembra de este cacao continué, y con ella la practica de la Cosmovisión Maya, que nos recuerda que no existe mayor maestro que el mismo corazón.


Cuándo:

28 Septiembre, 2018
18:00 a 21:00 horas

Dónde::

AgoraLucis
LaFontaine 78, Polanco.
Ciudad de México.

Aportación:

$600 pesos

Es necesario reservar tu espacio con la mitad para tener tu cacao listo.

Inscripciones:

Recepción de AgoraLucis
Tel. 5281.7550 / 5281.7555.
contacto@agoralucis.com

© 2016 - AgoraLucis

Contáctanos        55-5281-7550